• en
  • es

La casa por la mitad (de dinero)

http://blogs.elpais.com/del-tirador-a-la-ciudad/2011/12/la-casa-por-la-mitad-de-dinero.html

El proceso constructivo es el de la reducción continua. La base teórica es pura práctica: renuncia, también continua. Se trata de salvar la propuesta, de dejar a un lado todo lo que no es estrictamente necesario para poder hacer algo.

Con el proyecto ejecutivo hecho, el banco rebaja la hipoteca concedida. La parte por la mitad. Deja los 240.000 euros apalabrados en 120.000. Los arquitectos deciden recortar, los clientes tratan de salvar lo máximo: el espacio, las estancias. ¿Qué se puede salvar de una vivienda con tres dormitorios, un estudio y un garaje?

Para empezar, la casa solo puede tener una planta. Subir encarece. La vivienda, un triángulo paralelo a los límites del solar, tiene un patio central que actúa como distribuidor. Sin pasillos y aprovechando todo el solar se obtienen suficientes metros cuadrados, 127, como para vivir holgadamente. El sacrificio no está en la luz ni en los espacios. La renuncia es a cierta comodidad –solo hay un baño- y a los acabados: crudos, casi inexistentes.

Xavier Ros, de H Arquitectes con sede en Sabadell (Barcelona), habla de un proceso de renuncias por ambas partes, cliente y arquitectos. Pero hay una tercera renuncia que va de la mano del albañil. La suya es una renuncia a lo fácil, a lo conocido y a lo rápido. Va a ser su mano, junto a la gran cantidad de visitas de obra de los arquitectos, lo que marque la diferencia en una vivienda en la que se ha quitado todo menos las ganas de ser. Donde no hay dinero tiene que haber tiempo. Como si este no costara dinero.

HARQUITECTES_house-712_04

Aprovechando toda la superficie ocupable de la parcela, la casa 712 en Gualba (Barcelona) es, finalmente, un triángulo paralelo a los límites del solar que minimiza el espacio que se pierde para las circulaciones. Además, dada la diferencia de cota entre el solar y la calle (a un nivel más elevado), la cubierta triangular, casi un icono, se convierte en la cuarta fachada de la obra. Los dueños, una pareja joven sin hijos, la emplean como vivienda y despacho. Supervivientes del proceso de renuncias, tienen por fin casa propia y viven allí todo el año.

HARQUITECTES_house-712_12

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


7 + seis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>