• en
  • es

Suelo radiante para refrigeración

La gran mayoría de la población ha oído hablar del suelo radiante como un sistema de calefacción, pero muy poca sabe que es posible utilizarlo también como un sistema de refrigeración.

El sistema del suelo radiante consiste en una serie de tubos colocados bajo el pavimento formando un circuito de agua la cuál puede circular a diferentes temperaturas para poder alcanzar el grado de confort deseado. Gracias al suelo radiante se consigue un efecto cueva el cuál permite que la temperatura de la estancia sea uniforme aumentando así el bienestar de los ocupantes de esta. 

Además, si se combina con un sistema de aerotermia es posible obtener un alto rendimiento energético con el correspondiente ahorro de energía.

En su utilización como sistema refrigeración nos encontramos con un inconveniente, las condensaciones. Para poder evitar estas es necesario que la temperatura del agua sea siempre superior a la temperatura de rocío del ambiente, la cuál, depende en gran medida de la humedad relativa.

Desde Aktua, se recomienda que el suelo radiante para refrigeración se realice en lugares secos, en los que la humedad relativa sea inferior a un 50-60% para asegurarnos que no se creen las condensaciones. Por este motivo queda prácticamente descartada su utilización en lugares costeros debido a que en estos la humedad relativa es muy superior.

Suelo radianteSuelo-radiante-refrigeranteSuelo-radiante-pared

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× cinco = 10

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>